miércoles, 10 de noviembre de 2010

Expedición Nisia al Paldor Peak (5.928m) 7: ¡¡¡Cimaaaaaaa!!!

Viene de aquí

Decíamos ayer que el despertador sonaba a las 2,00h... bueno, pues esta es la cara que tiene un ser humano cuando se despierta a 5.200 metros a esa hora. La de Andrés también es la cara de un ser humano, ciertamente, pero de uno acostumbrado a estar a esa hora en sitios bastante peores, eso sí, también con un vaso en la mano...
A todo esto, compartiré una reflexión que últimamente suele hacer Andrés en voz alta y con la que estoy bastante de acuerdo. Nosotros vamos al monte porque nos gusta, eso sí, entrenar, lo que se dice entrenar, nada de nada... trabajamos ocho horas al día de lunes a viernes sentados delante de un ordenador y acostumbramos a beber cerveza en cantidades considerables. Y aquí estamos, subiendo montañas de seis mil metros... a ver si esto del montañismo va a estar sobrevalorado... Bueno ahí queda eso.
Photobucket
Total, que desayunamos, nos pertrechamos y a las 3,00h, como estaba previsto, empezamos a caminar. Ahí están Valeri, Periko y Memé esperando al resto de los nisios que, el día de cumbre no podíamos bajar el listón, éramos los últimos...
Photobucket
...y ahí estoy yo. Con un poco de cara de frío, pero tampoco hizizo mucho, la verdad. Dentro de la tienda había -1º y fuera -5º, aunque antes de de que saliera el sol a mí llegó a marcarme -9º.
Photobucket
Siguiendo la huella abierta la tarde antes por Tente y Periko fuimos sorteando el laberinto de grietas del glaciar... algunas requerían algún pasito un poco más de aquella manera, pero sin complicaciones... la mayor complicación, para mí volvía a ser, de nuevo que no encontraba el ritmo. Iba el primero de los nisios y me iba rezagando del resto. No sé, no iba a gusto, incluso a rato sentía dolor en las piernas...
Photobucket
...pero afortunadamente, lo peor pasó cuando acabó el glaciar. Al llegar a la pala de nieve empecé a encontrarme mejor...
Photobucket
...puede ser porque bajé un poco el ritmo, decidí no seguir el que marcaba Dendi, el sherpa, y viendo cómo se alejaban pendiente arriba y escuchando mi respiración para caminar empecé a ir más ligero.
Photobucket
El horizonte empezaba a clarear por el este cuando estábamos a punto de llegar a la arista...
Photobucket
...ahí estamos. La cuestecita se hizo durilla, pero la nieve estaba perfecta. En breve ya no nos harán falta las frontales.
Photobucket
Lo mejor de todo es que el tramo que vene ahora es mucho más descansado. Ya vemos al fondo la cumbre y caminar por esta arista de nieve va a ser disfrutón...
Photobucket
...en cuestión de minutos la luz lo invade todo y el reflejo de la nieve la multiplica.Photobucket
Echamos la vista atrás y ya vemos a nuestros pies el glaciar que hemos atravesado de noche y la parte de arista que llevamos...
Photobucket
El sol asoma por fin entre las cimas del fondo. Creo que el más alto es el Langtang Lirung, que vimos en la primera parte del trekking. Son las 6,00h.
Photobucket
Tras la cómoda arista de nieve, llega el tramo más delicado. Empieza a aflorar la roca y hay algunos pasos en mixto, fácil, pero donde estamos no nos podemos permitir ningún resbalón... Así que Tente y Dendi avanzan en vanguardia fijando cuerda...
Photobucket
...así, con la seguridad de la cuerda y el júmar, vamos ascendiendo poco a poco. Lo bueno es que entre que se fija la cuerda y te toca el turno de tirar para arriba, hay mucho tiempo de descanso. Así que cada vez me encuentro mejor. No sólo con fuerzas, sino con optimismo, que es casi más importante.
Photobucket
Tramo a tramo recorremos la expuesta arista. Ahí van Tente y Dendi...
Photobucket
...y detrás nosotros, esta foto es de Memé, por eso salgo yo, con la mochila roja. Si os fijáis llevo una polaina por dentro del pantalón y la otra fuera. Es lo que tiene vestirse a las dos de la madrugada.
Photobucket
Por detrás, Memé negocia uno de los pasos delicados de la arista. Nada, despacito y buena letra...
Photobucket
...que se lo digan a Andrés que tuvo aquí un pequeño resbalón sin consencuencias, gracias sobre todo a la cuerda. En este lugar me di cuenta de que hacía rato que no sentía los dedos de los pies... intenté moverlos, pero era una sensación extraña... no lo entiendo, llevaba las botas de plástioc, con su botín y unos calcetines térmicos con primaloft y todo... lo peor fue cuando empezaron a entrar en calor... eso sí que dolía!!!
Photobucket
Y aquí está el último tramo de mixto. Dendi espera mientras yo, con el calor recuperado en los pies, avanzo hacia la corta cuerda que protege los últimos metros. Ahí anda Periko. Valeri ya lo ha superado.
Photobucket
Por detrás, el resto del grupo sigue a buen ritmo y sin problemas. Concentrado como se va en los tramos delicados, bueno intentas ir concentrado siempre claro, a veces se te olvida dónde estás. Pero entonces llegan esos momentos de descansito y te das cuenta. Como en esta foto. Es entonces cuando no puedes evitar sonreir y piensas lo afortunado que eres.
Photobucket
A esa sonrisa me refiero...
Photobucket
...desde este lugar observamos lo que nos queda. Otro tramo de arista, ésta parece más delicada, pero sobre todo esa subida final. Desde aquí parece muy pindia... y tiene mala caída... pero, bueno, nos animamos pensando en nuestro querido amigo esgallero. Como diría Vidal: "¡¡Eso se esquía!!". De momento, allá va Tente para comprobar el estado de esa última pala de nieve...
Photobucket
...le sigue Dendi. De momento, nos quedamos antes de empezar a caminar junto a la cornisa. Si la cosa está complicada y Tente no lo ve claro, nos ahorramos ese ratito por la arista donde no vamos a fijar cuerda...
Photobucket
Hablando de cuerda, yo llevo cien metros en la mochila, y cuando veo a Tente y Dendi situarse al pie de la última pala. Comento con el resto que, a lo mejor la necesitan. Pues nada, vamos para allá. También me espera Valeri, que siguió los pasos de nuestros dos guías. Por la huella abierta se camina bien, con cuidado, como se puede apreciar en esta fotaza de Andrés, pero bien.
Photobucket
Llego al lado de Tente y compruebo que, desde aquí abajo, no parece que esto se nos vaya resistir. Efectivamente, la cosa su pendiente, pero la nieve no está tan mal como pudiera parecer en un principio. Y a medida que Dendi va subiendo para abrir huella y fijar cuerda.,Tente y nos animamos.
Photobucket
En esta foto de Memé, la pendiente no parece tanta. Mientras, Dendi ha fijado los cien primeros metros de cuerda y Tente le sigue mientras Valeri y yo echamos unas risas esperando nuestro turno...
Photobucket
Al ver que, definitivamente, progresamos, Sergio, Memé, Periko y Andrés se animan a continuar por la afilada cresta. Mientras, un poco más atrás, Gaspi no se separa de Alfonso. Es su primera ascensión seria y ese apoyo le será de gran ayuda.
Photobucket
Así lo ve Andrés desde su cámara, con Sergito y Memé caminando y, nosotros a apenas doscientos metros de la cima.
Photobucket
Bueno, un poco menos ya. Dendi está a sólo cuarenta metros de esa cornisa que protege la cima. La pendiente será de 60º. Así se ve hacia arriba...
Photobucket
...y así hacia abajo. Valeri me sigue y detrás va Sergio. Periko y Memé aguardan en la reunión y Andrés continúa mientras Gaspi y Alfonso se tumban a disfrutar de las vistas esperando a que se descongestione la pala final.
Photobucket
Y así lo ve Memé, que deja pasar a Andrés en el primer tramo de cuerda fija. Arriba del todo, después de Dendi, Tente está a punto de coronar...
Photobucket
...yo lo tengo más cerca y le inmortalizo detrás de la cornisa que Dendi a roto a golpe de piolet. Ahí está con su spot en la mano, dipuesto a mandar a casa el mensaje de que hemos llegado a la cumbre. Son alrededor de las 10,00h, así que hemos tardado unas siete horas en subir, dentro del horario previsto.
Photobucket
Yo no tardo en alcanzar la cima. Me abrazo con Tente y Dendi y les doy las gracias por ayudarme a subir hasta aquí. Es curioso, cuando salía de España, estaba convencido de que, por una cosa o por otra no conseguiría subir a esta montaña, que habría algo que me lo impediría y al final, mira tú por dónde... Pero dejemos de hablar de mí porque ahí viene Valeri, que me cedió el paso en la última rampa y, curiosidades de la vida, mientras escribo esto acaba de llamarme para ver qué tal todo. "Estupendo", le he dicho, "reviviendo la ascensión..."
Photobucket
Después llegan Sergio y Periko. La cima es pequeña, una alargada cornisa en la que intentamos hacernos un hueco y buscar un lugar estable. Nos aseguramos a una estaca de nieve y a un par de piolets mientras sigue llegando el resto del grupo. Ahí llega Memé. ¡Toda una campeona!
Photobucket
Ella nos hace esta foto a Sergio, Periko y a mí con el resto de la corinsa cimera a nuestra espalda. Obviamente no intentaremos llegar al punto más alto. La cima es esto y el que diga lo contrario que se suba hasta aquí y lo compruebe.
Photobucket
Memé también hace esta foto de Andrés a punto de coronar. Se aprecia la pendiente.. y la caída...
Photobucket
...y finalmente Alfonso, que le ha echado más de media docena de huevos, y Gaspi. ¡Hemos hecho cima todos! La alegría se desborda en la reducida cumbre y hacemos fotos por doquier...
Photobucket
...por supuesto una con el emblema de nuestro insigne patrocinador, el Bar Llamas, donde tomaremos unas buenas Mahous de tercio a nuestro regreso a la civilización. The South Face Extreme Nisio Team ha vuelto a estar a la altura de las circunstancias y ha inscrito su nombre con letras de oro en la historia del himalayismo... bueno, o algo así...
Photobucket
...y al otro lado, el resto de la tropa con más gente a la que agradecer su colaboración y, aunque pequeño, el emblema de Sanga que nos ha traído hasta aquí.
Photobucket
Las vistas desde la cima son impresionantes. Éste vídeo es muestra de ello. Por ahí debe de estar el Shisha Pangma, pero la verdad es que allí arriba ni me acordé...

Al final, no estamos ni media hora en la cima. Por abajo empiezan a moverse las nubes y es hora de regresar. Tente nos dice: "Bueno, hemos subido la mitad de la montaña. Ahora mucho cuidado en el descenso, poned atención que iremos más cansados". Oído esto me chuto un gel energético de esos que sabe a rayos y espero mi turno para rapelar por las cuerdas fijas que hemos instalado. Como he llegado el primero, me toca bajar el último. Bueno, el penúltimo, que Sergio me deja pasar. El rápel se hace sin problemas, pero al llegar a la arista de nieve, compruebo que voy perdiendo los antizuecos de mis crampones, artesanalmente elaborados a base de cinta americana. Así que camino con especial cuidado por este tramo mientras las nubes nos envuelven...
Photobucket
Al llegar a los tramos de cuerda fija me relajo un poco y termino de comprobar que el problema no es tan grave. En una de las reuniones, los compañeros me hacen llegar el aviso de que baje cuerda porque habrá que fijar un rápel en la primera pala de nieve. Así que avivo el ritmo de bajada, algo que siempre se nos ha dado bien a los nisios, y voy adelantando a los compañeros. De hecho voy tan centrado en mi cometido que en una reunión se me olvida el reverso. Por suerte lo encuentra Sergio y le digo que ya me lo dará luego. Mientras, las nubes le dan al descenso un ambiente especial.
Photobucket
El descenso se me hace corto y enseguida alcanzo a Tente, Memé y Valeri que acaban de llegar al final de la arista. El primer tramo de la pala lo hacemos por esta canal que no presenta mayores problemas. Más abajo se convierte en una cascada de hielo y piedras, así que...
Photobucket
...nos salimos hacia la derecha y Tente prepara un rápel anclado a un piolet. Eso sí, toca desenredar la cuerda y a esa ingrata tarea nos encomendamos. Con buen humor eso sí, que ya casi estamos abajo y, qué demonios, ¡venimos de subir un montañón!
Photobucket
Primero baja Valeri, después yo rapelo con un dinámico, que mi reverso lo tenía Sergio... quien, por cierto, es el que desciende en esta foto de Andrés...
Photobucket
...un poco más abajo, la pendiente no es tan fuerte y se baja sin problemas. De hecho, el primer rápel tampoco era del todo necesario, más seguro sí, pero no obligatorio. Andrés, por ejemplo, pasó de él. Desde abajo espero a que llegue el resto, Andrés está a mitad de pala mientras Gaspi y Alfonso se dedican a practicar autodetenciones... pues no es el mejor sitio, no... pienso mientras observo la enorme grieta que les depara si no les salen bien las prácticas...
Photobucket
Andrés se detiene a hacernos una foto cuando nos agrupamos de nuevo para recorrer el glaciar...
Photobucket
...lo que, siguiendo nuestra huella de esta noche, no supondrá ningún problema...
Photobucket
Total que ya estamos en el Campamento de Altura. Es casi la una del mediodía cuando llegamos. Diez horas de actividad... y lo que nos queda porque el plan es parar lo justo para hidratar, comer algo, recoger el saco de dormir y la esterilla, desmontar el campamento y seguir hacia el Campo Base. Las dudas que nos pueda dar el cansancio sobre si es mejor quedarse aquí a hacer noche, nos las despeja la tormenta de granizo que se forma...
Photobucket
...y que nos acompaña durante buena parte del descenso. Salimos del glaciar, recorremos la pedrera infernal y nos situamos sobre la morrena central. DEsta vez, bajaremos de aquí al campamento por la izquierda.
Photobucket
La bajada nos lleva algo más de dos horas, al resto menos claro que volvimos a quedarnos rezagados, con lo que en total nos salieron algo más de trece horas, con la parada en el Campamento de Altura incluida. No está mal para 854 metros de desnivel positivo acumulado y 1.587 de negativo, según mi altímetro. En fin, ahora sólo queda descansar hasta la hora de la cena...
Photobucket
...a los postres, tras un suculento jamón ibérico guardado para la ocasión, tuvo lugar el insigne acto de entrega de sus camisetas a los nuevos compañeros que, por derecho propio, se han ganado un lugar en el prestigioso The South Face Extreme Nisio Team. Gaspi se la entrega a Memé... le servirá de camisón porque sólo quedaban de la talla XL...
Photobucket
Sergio hace lo propio con el gran Valeri, que no ha salido muy favorecido en la foto, no...
Photobucket
...Andrés condecora a Periko...
Photobucket
...y finalmente, un servidor, con Andrés ejerciendo de padrino, da la bienvenida al equipo a Alfonso. Tente ya era miembro de The South Face Extreme Nisio Team, como los habituales recordarán, se lo ganó, con los títulos de "honorífico" y "vitalicio", tras su "ascensión al Gasherbrum-II al cuadrado", una de las actividades más nisias que se recuerdan.
Photobucket
Sigue aquí

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy chulas las fotos Borja, estais hechos unos figuras!!
Josuno

vidal dijo...

Buff!!!... precioooooooooooosa montaña y mucha envidia la que me habeis dado compañeros!!!... ya me habría gustado decir eso de: "¡eso se esquía!" allí con vosotros, ja, ja, ja... Pa la próxima me apunto!!!... Un abrazo esgallero y enhorabueníiiiiiiiiiisima, amigos!!!...

Paulo Roberto - Parofes dijo...

Belissimas fotos, felicitaciones por la cima!
Saludos desde Brasil
Paulo

jefoce dijo...

Bueno cuadrilla, enhorabuena a todos por la hazaña. Fíjate, a esa cima le saco un parecido con la Pala de Ip. Nada, cosas mías...

Giroa dijo...

Terrible!!!! Bellas fotos y mejor ascensión! Zorionak! Una gozada!

A seguir dando guerra, Un saludo!

sherpa dijo...

Un montañón con mayúsculas!!! discrepo un poco con Vidal, eso no se esquía ni de coña, por lo menos la parte final, aunque conociendo al esgallero, no podría tener esa certeza.
Enhorabuena a todo el equipo, he disfrutado mucho con toda la aventura.
Un saludo.

Raúl dijo...

Muy bien! Grandes fotos y mejor relato!

Enhorabuena a todos por una actividad así de guapa!

Saludetes!

El FOX dijo...

Aupa los Nisios!!!!
Muchas gracias por compartir con nosotros esta cumbre, habeis hecho que nos sintamos parte de la expedición.
Enhorabuena a todos de nuevo!!!

david dijo...

Me uno a las felicitaciones, me habéis dado envidia pero también alegría viendo que todo os fue bien y que gozasteis de lo lindo,
ENORABOA COMPADRES!

Anónimo dijo...

Sois unos figuras, habeis marcado un hito en el himalayismo nisio. Como nisio que soy, voy a celebrar esta gran cima con una Mahou, de tercio claro.

JORGITO

Anónimo dijo...

Hori dok eta!!!!!

vidal dijo...

Aupa Sherpa!!!... una cosa es decir: ¡eso se esquía! y otra cosa es ponerse arriba y esquiarlo... lo segundo siempre suele costar un pelín más, ja, ja, ja... ahora, que lo primero, desde casita sentado en el sillón, no veas como lo domino, ja, ja, ja!!!... Enhorabuena de nuevo Nisios!!!... Un abrazo esgallero para el mapache, los nisios y para tod@s que están de oferta!!!...

La Montaña es mi Reino dijo...

Preciosidad de fotos, y gran aventura!

Enhorabuena, xicos! Pero una cosa, estais empezando a dejar de ser Nisios aficionados, eh? Esto empieza a ser ya algo serio y profesional, muy profesional...

Andua dijo...

Impresionante todos estos repors que os han conducido finalmente a la cima. Muy emocionante, nos habéis puesto los colmillos largos a todos.
Muchas felicidades a ese pedazo de grupo, os las merecéis

Pere dijo...

Grandeeeeeee!!!

de no llega a ser por lo del crampon, esto es muy poco Nisio!!!

Ale, disfrutad con la barra libre de birras en el Llamas, qué menos, no??

Expedición Ramafloja

Anónimo dijo...

mu guapo tu!!!
soy libertad, la amiga de gugui y pablo zuazo
enhorabueniiiiiisima
se ve todo precioso
que guapo
me alegro
besotes
libertad

Cienfuegos dijo...

Esos nisios, esos nisios, eh!, eh!
Esos nisios, esos nisios, eh!, eh!
Esos nisios, esos nisios, eh!, eh!

Bueno, tios, la pregunta es clara. Y despues de esto ¿que?. ¿Hay lugar para un nisio en un 6500, en un 7000?. ¿volverán a ser igual de duras esas ascensiones a Peña Cabarga, a Peñamellera y tantas otras?

Enhorabuena maquinas y un saludo

Ramón dijo...

Nisios me alegro de vuestra azaña y si llego a saber que despues de la ascension hay camiseta me quedo y subo.
Ramón

Pablo (Nieto) dijo...

No nos conocemos de nada, pero he llegado aqui a través del blog del AChEyM y me ha encantado vuestro relato y la forma de transmitirlo!!

Enhorabuena campeones!!